//
estás leyendo...
Sociedad

Piden perpetua en la causa ESMA por “genocidio”

El abogado Luis Zamora, querellante en la causa por los delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la última dictadura cívico-militar, aseguró que esos actos fueron perpetrados “como parte de la comisión de un genocidio”.
Antes de que comenzara su alegato ante el Tribunal Oral en lo Federal 5, que juzga a una veintena de represores, Zamora anticipó en declaraciones a la prensa que reclamará la condena a “reclusión perpetua” para los responsables de los secuestros ocurridos en la Iglesia de la Santa Cruz, en diciembre de 1977.

Acosta y Astiz 2 asesinos en el banquillo


Zamora representa, junto a su colega Horacio Méndez Carreras, a la “querella unificada” que incluye a cuatro damnificados de esos hechos que culminaron con el secuestro de una docena de víctimas, entre ellas las monjas francesas Leonnie Duquet y Alice Domon.
El tribunal, integrado por los jueces Daniel Obligado, Germán Castelli y Ricardo Farías, concederá la palabra a los abogados querellantes Horacio Méndez Carreras y Luis Zamora para que efectúen sus alegatos tal como lo hizo la semana anterior la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.
Por ese organismo, expuso el abogado Martín Rico quien reclamó la condena a reclusión perpetua (la más grave de las sanciones previstas en el Código Penal) para los represores Alfredo Astiz, Antonio Pernías, Jorge Acosta, Juan Carlos Rolón, Ricardo Cavallo, Ernesto Weber, Jorge Radice, Raúl Scheller, Néstor Savio, Julio Cesar Coronel, Juan Carlos Fotea y Alberto González.
Rico señaló, en esa oportunidad, que en el país “a partir de 1975 no hubo ninguna guerra, ni dos bandos, ni dos demonios” y se preguntó “¿qué clase de peligrosos guerreros demoníacos eran las madres que buscaban a su hijos o dos religiosas que las ayudaban en esa búsqueda?”.
De esa manera Rico hacía referencia al secuestro y desaparición forzada en diciembre de 1977 de doce personas en la Iglesia de la Santa Cruz, entre ellas las fundadoras de las Madres de Plaza de Mayo, donde se había infiltrado Astiz, bajo el seudónimo de “Gustavo Niño”, asegurando ser familiar de un desaparecido.
Sobre ese mismo episodio hoy alegarán Méndez Carrera, en representación de las monjas francesas Alice Domon y Leonnie Duquet; y el abogado Luis Zamora quien también querella en el tramo de la causa en que se investigan los secuestros en esa parroquia.
Durante los dieciséis meses de tramitación que lleva el juicio declararon centenares de testigos, entre ellos el cardenal Jorge Bergoglio quien lo hizo en una audiencia “no pública” en la sede de la Curia donde fue interrogado acerca del secuestro de los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics.

fuente:ElArgentino

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS INFORMACION ALTERNATIVA

Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 13 seguidores