//
estás leyendo...
Internacionales

Exhuman el cuerpo de Allende para investigar su muerte

Un equipo de médicos chilenos y extranjeros examinará hoy el cadaver del presidente socialista para averiguar si se suicidó o fue asesinado por los militares en el golpe de Estado liderado por Augusto Pinochet. La familia del ex mandatario aprobó la iniciativa.

Los restos del expresidente chileno Salvador Allende serán exhumados hoy en el Cementerio General de Santiago para determinar si su muerte se trató de un suicidio o lo mataron los militares que durante el 11 de septiembre de 1973, día del golpe de Estado liderado por Augusto Pinochet.
La iniciativa fue ordenada por el juez Mario Carroza y cuenta con el visto bueno de la familia de Allende, debe ser cumplida por el Servicio Médico Legal chileno con la asistencia de cinco peritos extranjeros.
Salvador Allende falleció durante el asalto por tierra y aire al Palacio de La Moneda por parte de los militares golpistas a las órdenes del general Pinochet. La versión más difundida de los hechos, corroborada por testigos y aceptada por la familia de Allende, es que el entonces presidente se mató de un tiro en el mentón cuando se sabía sin salida. Esta explicación cuenta con el respaldo de los testimonios de los médicos Patricio Guijón y José Quiroga, colaboradores de Allende, quienes aseguran que presenciaron el momento en que se quitó la vida.
Sin embargo, surgieron dudas respecto de la veracidad de la versión “oficial” de los hechos y algunas hipótesis sugieren que Allende pudo ser asesinado o que falló al suicidarse y tuvo que ser matado por uno de sus colaboradores más cercanos, según consigna elpaís.com.
Está última tesis es la que defiende el escritor y periodista chileno Camilo Taufic, quien, tras investigar la muerte del socialista durante varios años, llegó a la conclusión de que se trató de un “suicidio asistido”.
El caso de Allende se encuentra entre 726 querellas por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura militar que la fiscalía presentó el 26 de enero ante el juez Carroza, correspondientes a situaciones que nunca antes habían sido investigadas por la justicia chilena.
El 12 de abril, la senadora Isabel Allende, una de las tres hijas del fallecido presidente, solicitó al magistrado una nueva exhumación de los restos de su padre y peritajes para esclarecer las causas de la muerte, aunque indicó que la familia tiene la convicción de que su padre se suicidó. Isabel y su hermana Carmen Paz proporcionaron, además, muestras de sangre para que sean cotejadas durante el nuevo examen necrológico.
El cadáver de Allende fue sometido antes a dos peritajes tanatológicos: el primero en 1973 y el segundo, en 1990, tras la recuperación de la democracia, cuando fue exhumado para ser sepultado en la capital.

fuente:El Argentino
Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS INFORMACION ALTERNATIVA

Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 14 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: