//
estás leyendo...
Internacionales

Ataque de la OTAN en Afganistán deja 32 civiles muertos

Un total de 32 civiles y 20 policías muertos dejaron los últimos ataques aéreos de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) en Afganistán, según anunciaron las autoridades de Helmand (sur) y de Nuristán (este). El presidente afgano Hamid Karzai calificó de “grave error” y “asesinato” el hecho.
En Helmand, bastión de los talibanes, helicópteros de la OTAN que fueron a apoyar una posición atacada por insurgentes alcanzaron con sus disparos dos viviendas del distrito de Nawzad. “Por desgracia, murieron 14 civiles inocentes. Entre ellos, siete mujeres, siete muchachos y seis resultaron heridos, a saber, tres niños, una mujer y dos hombres”, indicaron los servicios de la gobernación a través de un comunicado.
La Fuerza Internacional de Asistencia en Seguridad (ISAF, por su sigla en inglés) “está al corriente de informaciones según las cuales varios civiles podrían haber muerto en un ataque aéreo”, indicó el comandante Tim James, que añadió que se ha enviado un equipo investigador a la zona.
Entretanto, este domingo, la gobernación de la provincia de Nuristán anunció que 20 policías afganos y 18 civiles murieron, el pasado 25 de mayo, también en un ataque aéreo de la OTAN, en el noreste de Afganistán. Según él, en la operación también murieron unos treinta talibanes.
Ese día se produjeron intensos combates entre fuerzas afganas y la OTAN contra los talibanes que amenazaban con apoderarse de un distrito de Nuristán, provincia montañosa en la frontera con Pakistán y donde la rebelión está fuertemente implantada.
“Los policías murieron por disparos fratricidas”, afirmó Jamalddin Badar. “Los civiles murieron porque fueron confundidos con talibanes vestidos de civil y que, escasos de municiones, se habían refugiado en las viviendas”, añadió.
El presidente Hamid Karzai, que mantiene relaciones cada vez más tensas con sus aliados occidentales, acusa regularmente a la OTAN de provocar víctimas civiles en sus operaciones.
Las víctimas civiles son un asunto muy delicado en Afganistán, donde crece el resentimiento antioccidental después de diez años de presencia militar extranjera.
Algunas provincias sureñas de Afganistán como Helmand, Kandahar, Musa Qala, Uruzgan, entre otras se encuentran bajo las operaciones de fuerzas internacionales desde 2008, con el objetivo de perseguir a los insurgentes talibanes que operan en estas zonas.
El año 2009, fue el más sangriento para la población civil de Afganistán, desde la caída del régimen talibán, con dos mil 412 muertos, un 14 por ciento más que en 2008, según la Organización de Naciones Unidas (ONU).
La coalición liderada por Estados Unidos, ISAF, invadió ese país en 2001.

fuente: TeleSur

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

RSS INFORMACION ALTERNATIVA

Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 13 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: